Martha Alicia

Entre el rancho y el mar

“Mi papá fue pescador, le hablaron para que trabajara en un rancho, él y mi mamá lo platicaron y decidieron irse los dos. Mi papá en el rancho se levantaba diariamente, ordeñaba las vacas, hacía queso; nosotros le ayudábamos en los quehaceres de la casa, luego ya terminábamos, nos daban permiso de ir a la playa, sacábamos almejas para comer. Él siempre estuvo al frente de su familia, se preocupaba por cada cosa que nos pasaba, era maravilloso saber que cada día lo mirábamos cantar en el rancho, hasta que se tuvo que ir para… siempre, desde ese día nosotros tuvimos que volver al mar, Bahía. Mis hermanos se hicieron pescadores, yo trabajé en un mercado, pero sigo trabajando, ahora formo parte de un grupo de mujeres monitoras de aves, que me ha dado convivir más con la comunidad, con mi grupo y ser más segura de lo que hago.”

Martha Alicia Cordero Rubio / Bahía de los Ángeles