Alicia

Pesco luego conservo

Para mí la persona más importante, realiza una actividad muy especial para él y para la conservación de este lugar, la pesca deportiva. Un ritual, previo a la actividad que comienza una tarde preparando cañas, curricanes; a veces acompañado de su familia o de una pacífico. Al día siguiente, botando la panga tempranito, después de un café bien cargado, se va al mar a buscar guaju, tuna o dorado. Pasan las horas y un mensaje al celular avisa que esta por llegar, un filete bien fresco nos espera para preparar.
Clientes contentos por haber ido a pescar, pescador satisfecho por haber encontrado su presa y una familia feliz por haberte visto regresar.
La mar te agradece respetar tallas, especies y vedas y yo le agradezco, te regrese.

Alma Alicia Chávez Montes